Teatro de Cámara

(1979-1989)

Ana María Palma es el motor de esta compañía, a la que aportó su enorme capacidad de gestión. En torno a su figura congrega a destacados creadores como Paz Yrarrázaval, Alejandro Castillo, Mario Lorca, Jorge Álvarez, Fernando Josseau, Egon Wolff y Gregory Cohen, entre otros. Los objetivos artísticos de la compañía eran destacar la dramaturgia como eje del arte escénico en la cual prevalecieran los valores humanistas y se presentaran nuevos desafíos actorales.

Pese a no contar con capital de inicio y trabajar de forma independiente, Palma logra buenas oportunidades presentando el trabajo de la compañía en nuevos circuitos. Establece una alianza con la Municipalidad de Santiago para hacer uso exclusivo del Salón Filarmónico del Teatro Municipal. En ese lugar se realizan puestas en escena muy elogiadas por el público y la crítica: José de Egon Wolff (1980) y La asamblea de los pájaros de Peter Brook (1982), además del autosacramental Los encantos de la culpa de Calderón de la Barca (1981), en una apuesta callejera de gran despliegue, obras que marcaron un primer y brillante periodo de esta compañía. La cooperación con la Corporación Cultural del la Municipalidad se termina cuando esta cataloga de inadecuadas las propuestas de la compañía. Aunque sin sala, el programa y los principios de la compañía se mantienen.

En 1984, en co-producción con la compañía Los Comediantes estrenan una exitosa versión de La Nona de Roberto Cossa, presentada durante dos años. Esto les permite hacerse de otra sala, el Teatro Abril, convertida en su centro de operaciones en los siguientes años. Allí estrenan una versión de Pantaleón y las visitadoras de Mario Vargas-Llosa (1989), asistiendo el autor al estreno en medio de la campaña presidencial de 1989.

El retorno a la democracia lleva a Ana María Palma a otras labores al desempeñarse como Agregada Cultural de Chile en E.E.U.U. y en Argentina, lo que la mantiene lejos del país durante casi toda la década de 1990.

Continúa luego estrenando teatro en diversas salas, como la versión teatral de La casa de los espíritus de Isabel Allende en 2010, con un gran elenco de figuras teatrales.

Volver






17 Imágenes