Teatro Popular El Telón

(1980-1994)

La opción del Teatro Popular El Telón representa una clara alternativa al contexto imperante en los primeros años del Gobierno Militar, por la compleja exploración  que realizan sus obras de la tragedia de los sujetos marginales, entreverada con la tragedia existencial propia de la condición humana. El Telón sustenta su obra y su temática en los textos iniciales del notable dramaturgo y miembro de la compañía Juan Radrigán, quien asienta potentemente una dramaturgia altamente poética y frontal en sus cuestionamientos, de valor contingente y trascendente. La compañía estrena títulos de Radrigán tan fundamentales como El loco y la triste (1981), Hechos consumados (1981) y El toro por las astas (1982).

Acompañan a Radrigán en este proyecto el director  Nelson Brodt (proveniente del Teatro de la Universidad de Concepción) y el actor José Herrera (formado en la Universidad Católica), quienes generan junto al dramaturgo una estructura artística y político-social capaz de sostener e irradiar en la sociedad la fuerza dramática de la escritura de Radrigán, dentro de las precarios recursos económicos de producción y de las limitaciones a la libertad de expresión y de organización existentes.

Estas obras se presentan al público general en una pequeña sala de teatro céntrica de Santiago y a públicos populares en sindicatos, centros culturales y organizaciones sociales de barrios periféricos de Santiago, como también en regiones, consolidando la inserción de esta particular poética en el medio chileno.

En 1983 El Telón realiza una larga gira por Europa, presentándose en Holanda, Inglaterra, Suecia, Bélgica, Alemania, Dinamarca y España, obteniendo el grupo y Radrigán un reconocimiento que los liga a variadas redes sociales y artísticas.

En torno a la compañía giraron importantes creadores chilenos de la época, quienes, atraídos por la obra de Radrigán, integran al autor a sus propios proyectos, el cual empieza a estrenar y trabajar con variados grupos. La labor artística llevada a cabo por El Telón, sin embargo, fue fundamental en este difícil periodo  inicial, tiempo de siembra y cosecha fructífera en lo artístico, lo social y lo humano.

Volver






14 Imágenes