Tryo Teatro Banda

(2000-...)

La compañía Tryo Teatro Banda se forma en marzo de 2000, siendo su eje creativo el actor, director, investigador, músico y compositor Francisco Sánchez, quien tiene una formación plural de actor y músico, con estudios en la Escuela de Teatro y en el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Lo ha acompañado a través del decenio la productora y actriz Carolina González, completando este núcleo el actor, músico y audiovisualista Pablo Obreque, la actriz y cantante Daniela Ropert y los actores César Espinoza, Alfredo Becerra, Marcelo Padilla, y Eduardo Irrazával, provenientes de diferentes escuelas universitarias (Facetas, U. Católica, Arcis, Mayor), más los técnicos Gonzalo Hernández y Tomás Urra.

Al momento de su creación, Tryo Teatro Banda proyecta montar obras de dramaturgos chilenos y/o realizar creaciones colectivas sobre temas chilenos; desarrollar una labor itinerante, llevando el teatro a lugares apartados, dentro y fuera de Chile, y combinar en los espectáculos las artes de la actuación, la música y la literatura. De este periodo destaca su trabajo con la dramaturgia del autor Juan Radrigán, del cual escenificaron El invitado (2000-2006) e Islas de porfiado amor, (2003-2004), destacando entre sus montajes para niños su versión de El gato con botas, la que ha tenido una larga presencia en cartelera (2004-2010).

A partir de esta experiencia, han ido incorporando nuevos desafíos, ya sea de orden institucional, como desarrollar la producción teatral en virtud de dotar a la compañía de una independencia y autosustentabilidad y de orden comunicacional, al definir los destinatarios de su trabajo en un rango etáreo amplio, que incluya a los niños.

Lo más relevante en el desarrollo creativo del grupo, que le ha dado una clara orientación al trabajo y una valoración del medio de arte y cultura del país y de Iberoamérica, ha sido su opción, fundada en compromisos valóricos e identitarios, de trabajar teatralmente a partir de la investigación de episodios emblemáticos de la historia de Chile, en especial, referidos a los pueblos originarios y a la conquista y colonización del territorio chileno por españoles e ingleses: “hay un plan de trabajar vivencialmente con episodios históricos que nos muestran a los chilenos cómo somos, en virtud de la relación que hemos construido con los pueblos indígenas, a nuestro modo de ver, que es donde se produce la fractura que más daña el alma de Chile, y que el teatro puede ayudar a reparar desde la exposición artística de los hechos y de nuestra trágica condición humana” (Sánchez 2010, escrito enviado a ML Hurtado).

Esta vertiente ha tenido frutos en una muy atractiva seguidilla de obras que la compañía mantiene en repertorio. La inicia con el inusitado montaje de Cautiverio Felis (sic), adaptación teatral de Sánchez de las cartas publicadas con título homónima de F. Núñez de Pineda al Rey de España (2005-2010),siguiendo con Pedro de Valdivia: la gesta inconclusa, esta vez desarrollada sobre la base de las cartas de Pedro de Valdivia al Rey de España (2007-2010), obra que terminó de perfilar la propuesta del grupo, teniendo una entusiasta acogida del público y la crítica, obteniendo el Premio del Círculo de Críticos de Chile a la mejor obra teatral de 2009, el Premio José Nuez Martí de la Facultad de Letras de la Universidad Católica de Chile, y la  nominación al Premio Altazor 2009. También esta obra y Cautiverio felis (sic) se han presentado en Argentina, Bolivia, Brasil, Estados Unidos, Ecuador y España, recibiendo Sánchez en el Festival de Cádiz 2010 la Medalla del CELCIT de España por su labor teatral.

La admiración e interés generados por la obra de Tryo Teatro Banda se vincula al desarrollo de una metodología y una poética propias, de carácter experimental e investigativo.  La improvisación es su método base en la creación colectiva, realizada bajo la mirada segura de un director (Sebastián Vila ha solido cumplir esta función), y la dramaturgia brota del estudio exhaustivo del tema o episodio histórico que se está tratando en vínculo con las posibilidades del actor, de cómo el actor lleva a sus propios labios la idea y la expresa según sus palabras durante los ensayos… palabras que, al fin, se pulen e imbrican estratégicamente.

En cuanto a su teatralidad, esta está inspirado en los antiguos juglares, artistas populares que recorrían los países contando historias, ya sea epopeyas del pasado que le dan sentido a la identidad de los pueblos, y/o noticias frescas de la vida cotidiana de la gente, auténticos medios de comunicación vivientes, siempre apelando al humor como llave mágica que abre las mentes desde el corazón, y con una perspectiva crítica hacia quienes detentan el poder en una sociedad ceñida por las desigualdades.

Como juglares, según plantea Sánchez, se sienten llamados a confiar especialmente en sus cuerpos y voces para llevar la expresión a su extremo, limitando al máximo la presencia escénica de objetos y cosas, sin depender de la tecnología pero apoyándose en ella. Heredan el efecto hechicero de los números, las destrezas, la poesía, la danza, los trucos, y en este caso, la ejecución de la música en vivo realizada por los mismos actores, lo que introduce la belleza y el misterio de la música y los instrumentos en ell fluir del discurso teatral. Esto se ha convertido en un sello distintivo de la compañía, lenguaje que posee un generoso horizonte por descubrir. 

La zaga continúa en 2008 con el montaje de Jemmy Button, que esta vez aborda la dramática historia del indígena fueguino “civilizado” por naturalistas ingleses, y Kay Kay y Xeng Xeng Vilu, basada en distintas versiones aun vigentes del mito mapuche.

 

A comienzos del 2012, el grupo estrena dos obras, trabajando por una parte, en la adaptación teatral del poema épico La Araucana, de Alonso de Ercilla y Zúñiga, escrito en el fragor de los primeros años de la Conquista Española; y en La tirana, inspirada en la leyenda y en las fiestas religiosas del Norte de Chile, realizadas en honor y actualización sincrética de esta simbólica y bella historia de amor y fe indígena/cristiana. 

Volver






27 Imágenes