Teatro La Nacional

(2005-...)

Teatro La Nacional nace el año 2005, reuniendo a un conjunto de creadores jóvenes -las actrices Evelyn Ortiz, Paulina Dagnino, María José Bello e Isidora Stevenson, quien esta a cargo de la dirección del grupo, el actor Sebastián Ibacache y la diseñadora, iluminadora y fotógrafa Daniela Valenzuela-, cuya búsqueda común se centra en la apertura de espacios de experimentación teatral, con la intención de generar lenguajes autorales que hablen sobre las realidades contemporáneas.

Las puestas desarrolladas tienen siempre como hito fundacional relatos profundamente humanos. Por una parte  tragedias griegas, las que al estar  instaladas,  por su carácter arquetípico,  en el inconsciente colectivo, permiten la identificación y la crítica,  y por otro lado historias de la crónica roja, que han sido mediáticamente importantes, lo que permite que el espectador, antes de entrar a la sala, ya conozca lo que verá, posibilitando así desentrañar capas más profundas de los hechos relatados.

La investigación escénica comienza con Little Medea, versión pop del clásico de Eurípides. En ella desarrolla la voz  de las hijas de Medea las que,  marginales en el original, aquí son el hilo conductor de la historia. Así, se genera un lugar del habla ubicado en la infancia, espacio común a toda la humanidad. 

Luego de su estreno en Santiago en mayo de 2006 en el Café Sonoro, se presenta en el Festival 6 de Nuevos Directores Teatrales, obteniendo los  premios en las categorías de Mejor Dirección, Mejor actriz y Mejor actor. El mismo año reciben el reconocimiento de la Fundación Mustakis, obteniendo el primer premio en el Festival de Teatro Griego, lo que los lleva a realizar una gira por México, presentándose en el Festival de Teatro de Guanajuato en marzo de 2007. Ese  año, la obra recibe el apoyo de Fondart, que financia su itinerancia por las regiones de Antofagasta y Tarapacá, siendo presenciada por numeroso público en las ciudades de Arica, Iquique, Antofagasta y Mejillones.

El 2007, la compañía continúa su trabajo con H.P (Hans Pozo), creación del dramaturgo Luis Barrales basada en el horrendo crimen de Hans Pozo, suceso policial que habitó profusamente en los medios de información y generó un profundo impacto en la opinión pública. Realizada con el apoyo de Fondart, indaga sobre los móviles políticos que subyacen en la tragedia permanente que es la vida cotidiana en la  marginalidad, generando una crítica sistémica que los medios omiten, viajando de ese modo más allá de lo meramente periodístico y anecdótico. 

Aceptada ampliamente por el público y la crítica especializada, se estrena en septiembre en el Centro Cultural Teatro del Puente y es reconocida por el jurado del Festival Internacional Santiago a Mil (FISAM) como una de las mejores obras del año, siendo incluida en su cartelera 2008 en la categoría de Teatro Emergente. Durante el mismo año el montaje es apoyado por Fondart para realizar en 2008 una itinerancia por las regiones del Bío Bío y la Araucanía. El texto de Luis Barrales además es galardonado con dos premios -otorgados por la Ilustre Municipalidad de Santiago y por el Consejo del Libro y la Lectura - que  la distinguieron como la Mejor Obra Literaria de 2007 en Chile, en el área de teatro. Durante el 2010 fue remontada en Matucana 100 y Mori Bellavista.

El  año 2009 la compañía se embarca en un proyecto de un carácter mucho más experimental, SAFE. La obra seinspiró en los casos de Elisabeth Fritzl y Natascha Kampush, mujeres austríacas que fueron mantenidas en cautiverio durante largos períodos de tiempo. A partir de estos casos policiales -al igual que en Hans Pozo-se construye una ficción que invita a reflexionar sobre la libertad. La dramaturgia, en un trabajo colectivo, estuvo a cargo de María José Bello, Luis Guenel e Isidora Stevenson. El montaje fue presentado en el Teatro del Puente entre agosto y octubre de 2009.  Su proceso creativo fue analizado y expuesto en las mesas de discusión y análisis teatral denominadas ACTO1 y ACTO2, realizadas en diciembre de 2009 y enero de 2010 respectivamente.

Su último trabajo, Fábula del niño y los animales que se mueren, que se estrenó a comienzos del 2012, es una versión libre de Las troyanas de Eurípides, a cargo del dramaturgo Pablo Paredes y dirigida por Isidora Stevenson. Las troyanas sobrevivientes son las encargadas de narrar esta historia épica que repasa elementos de una ciudadanía crítica que analiza la identidad y las raíces de una nación en perpetuo conflicto.

Volver






12 Imágenes