La Patriótico Interesante

(2002-...)

La Patriótico Interesante ha venido contribuyendo desde hace más de una década a la escena teatral callejera de nuestro país con un contundente trabajo de activación y reactualización. Dirigida por el actor Ignacio Achurra, la compañía se gesta a comienzos de los años 2000 durante una toma estudiantil realizada en la Universidad de Chile, espacio donde surge la colaboración teatral y política con los diseñadores Pablo de la Fuente y Katiuska Valenzuela, actual productora de la compañía.

Siguiendo la tradición del teatro callejero, La Patriótico Interesante desarrolla un teatro popular motivado por el contacto con diversos públicos. Las ideas fuerza latentes en sus trabajos relacionan la teatralidad con lo político desde el gesto, la imagen y la música. El grupo declara que sus obras “se centra[n] en el ‘ser social’. El ser humano determinado por sus circunstancias, pero que busca rebelarse y escribir su propia historia” (La patriótico, sitio web).

La compañía debuta el 2003 con la obra La epopeya de Juan el crespo, seguida de El jabalí (2005) y La guerrilla carnaval (2006).  En Kadogo, niño soldado (2008), La Patriótico aborda escénicamente el tema de la violencia infantil expresada en los niños y niñas involucrados en conflictos bélicos y en el horror de la violencia urbana. Se trata de un trabajo potente y maduro que logra integrar los elementos estéticos del teatro de calle (actuación, música y diseño), potenciando la aproximación crítica a un tema contingente y álgido en un sentido político y social. Delirante, rockero e irónico, el montaje devela la estructura que sostiene y parece legitimar la participación de los niños y niñas de este sistema perverso presente en menor o mayor medida en diversos países.

El 2012, a dos años del estreno de La larga noche de los 500 años (2010), el grupo celebra sus diez años de trayectoria con la obra La Victoria de Víctor. En formato de pasacalle y sala, y con un gran despliegue artístico y técnico, este trabajo revisa la vida del cantautor y director teatral chileno Víctor Jara. Las imágenes y música del montaje combinan la delicadeza y sencillez de su vida íntima y la potencia revolucionaria de este gran artista y ser humano, logrando con ello una interesante síntesis entre lo poético y político.  

Para llevar a cabo sus trabajos, la compañía establece una colaboración sostenida con el Centro de las Artes de Calle Le Fourneau de Francia, contando también en ocasiones con el apoyo del Consejo de la Cultura y las Artes de Chile y la Dirección de Asuntos Culturales, DIRAC.

El trabajo realizado por La Patriótico ha fructificado también en el ámbito de la música, elemento central de sus producciones creativas: en especial, el rock potencia el ímpetu y coraje que caracteriza su accionar callejero. La compañía ha sido caldo de cultivo para la banda musical La Trinchera, gesto que visibiliza su filiación con el grupo La Patogallina quienes también alojan su propio grupo musical. Achurra considera a esta compañía teatral entre sus más valiosos referentes, declarando también que reciben influencias fundamentales de Andrés del Bosque, el Teatro del Silencio y el Gran Circo Teatro.

La compañía ha recorrido diversas regiones de Chile contribuyendo a la descentralización de la cultura y las artes, participando también en festivales internacionales en países como Colombia, Ecuador, España, Francia y Alemania.  

Volver






27 Imágenes